Historias cúbicas con Rory’s Story Cubes

Hace unos días le eché ojo a un peculiar juego de mesa, se trata de los Rory’s Story Cubes. Un juego de nueve dados, los cuales en lugar de tener puntitos representando números en cada una de sus caras, tienen diferentes imágenes.

La mecánica es muy simple: inventarse una historia que Continuar leyendo “Historias cúbicas con Rory’s Story Cubes”

Vuela, vuela

Yo cursé la preparatoria en una escuela de aviación, ¿por qué? porque quería ser piloto (bueno, todavía quiero pero es casi imposible) y ya para el ultimo año comencé a tomar horas de simulador, porque como son bien pinches caras y para salir de piloto te piden pinchemil horas en un simulador, luego en otro y ya luego de vuelo, pues ya había comenzado a apuntarme horas a mi bitácora…

El otro día me encontraba leyendo a Tan bonita y tan encabronada y me dio risa su post sobre los pilotos de avión, y a la vez me hizo recordar que la aviación no es cosa fácil.

Yo cursé la preparatoria en una escuela de aviación, ¿por qué? porque quería ser piloto (bueno, todavía quiero pero es casi imposible) y ya para el ultimo año comencé a tomar horas de simulador, porque como son bien pinches caras y para salir de piloto te piden pinchemil horas en un simulador, luego en otro y ya luego de vuelo, pues ya había comenzado a apuntarme horas a mi bitácora. En fin, a lo que iba es que volar un avión no es cosa fácil, pero a la vez no es algo tan complicado, a menos que enfrentes a la madre naturaleza.

Si no leyeron el post de Tan bonita y tan encabronada, decía que le cagaba que la gente aplaudiera cuando aterrizaba el avión, porque después de todo, era el trabajo del piloto. Y sí, tiene razón, no le aplaudes al que te entrega tu pizza justo antes de que se cumplan los treinta minutos, y tampoco le aplaudes al conductor del metro cada que llegas a una estación. Lo cierto es que el entregarte tu pizza o llegar tarde a la estación San Pedro de los Pinos, no son actos de extrema sabiduría, ni de gran habilidad.

Pilotear un avión, sí lo es; mientras que mantener en vuelo un aeronave, o seguir una ruta no requiere de una habilidad extraordinaria, enfrentarse a los riesgos que hay, sí lo es.

Existen pilotos mediocres, estúpidos o simplemente malos, como los que se dice pilotean las aeronaves del gobierno, sí, como en el que viajaba Mouriño, pero hay pilotos chingones como los que hacen esto:

Aterrizaje con viento cruzado de un 747 (Uno de los aviones comerciales más grandes del mundo):

Click para ver

Se ve fácil, claro claro, pero el 747 es taaaaan grande que puede transportar al transbordador espacial.

Ya que tienen una mejor idea del tamaño, pueden ver dos videos más de aterrizajes de 747 con viento cruzado:

Aquí y aquí

Y eso que haya aviones más grandes todavía, pero si lo que quieren es aplaudir sin venir sentados ahí dentro con los huevos en la garganta, pueden hacerlo viendo a los Ángeles Azules, y no, no me refiero al cumbianchero con su novia buenota, no señor, me refiero al orgullo aéreo de US Navy. (No sé si sean gays por ser marinos, pero estos tipos pilotean bieeen chingón). O si prefieren estar al servicio de La reina de Inglaterra, entonces lo suyo son los Flechas Rojas (y no, no son los del autobús).

Blue Angels

Red Arrows

Esto es todo por hoy, me despido rompiendo la barrera del sonido.

PD. Los videos y las fotos suponen desplegarse en esta misma página (la pantalla se oscurece y se ven las imagenes o videos) si no es así, favor de comunicármelo.

PD2. Comunicarme si y sólo si no están usando Firefox.

Tuesday, shoot me in the head

Desperté y no estabas en la cama, seguro te fuiste más temprano por algo de tu trabajo, pues la mesa y la alacena seguían igual y el bote de leche no reportó ninguna pérdida, es el segundo día que te vas sin desayunar, no deberías, puede hacerte daño, compre de esas galletas de fibra que tanto te gustan y ni siquiera las has tocado.

La forma de querer tú
es dejarme que te quiera.
El sí con que te me rindes
es el silencio. Tus besos
son ofrecerme los labios
para que los bese yo.
Jamás palabras, abrazos,
me dirán que tú existías,
que me quisiste: jamás.
Me lo dicen hojas blancas,
mapas, augurios, teléfonos;
tú, no.
Y estoy abrazado a ti
sin preguntarte, de miedo
a que no sea verdad
que tú vives y me quieres.
Y estoy abrazado a ti
sin mirar y sin tocarte.
No vaya a ser que descubra
con preguntas, con caricias,
esa soledad inmensa
de quererte sólo yo.

Pedro Salinas

Desperté y no estabas en la cama, seguro te fuiste más temprano por algo de tu trabajo, pues la mesa y la alacena seguían igual y el bote de leche no reportó ninguna pérdida, es el segundo día que te vas sin desayunar, no deberías, puede hacerte daño, compre de esas galletas de fibra que tanto te gustan y ni siquiera las has tocado.

Lindo detalle de tender tu lado de la cama, pero creo que fue demasiado, yo tiendo la cama todos los días, no tenías que hacer eso, ademas vi que secaste el baño, no era necesario, yo me bañé después y lo sequé.

En la tarde vine temprano, preparé pasta y compré vino para comer juntos, pero creo que algo debió haberte retrasado porque no llegaste para comer, había guardado todo en el refrigerador pero no llegaste a cenar, así que se lo dí a la vecina, ya ves que le encanta como cocino y por cierto, te manda saludos porque dice que tiene rato que no ve.

Perdón por esta tonta nota que dejo en la mesa para tu lectura, pero me es imposible decirte todo esto frente a frente, son ya no sé cuantos días desde que te fuiste y dudo que te vuelva a ver por aquí, así que mejor te lo dejo por escrito. Te quiero.

PD. No te preocupes, este papel yo lo tiraré por la mañana.

Los Años Maravillosos

Yair: …oye, ¿te acuerdas de los años maravillosos?

Dani-el: ¿de los míos o del programa?

Yair: Jajajajajajajaja

Mis años maravillosos ¿pasaron ya? ¿los estoy forjando apenas? ¿nunca tuve? ¿nunca tendré? cierto es que tuve buenos años, buenos meses y buenos momentos, ¿maravillosos? sí, algunos lo son por mucho.

Mis años maravillosos pasaron ya, hay que aceptarlo, sería bueno forjarme algunos nuevos, porque actualmente todo se me terminó, incluso los kilos que perdí en mi depresión cuando Diana se fue, ya volvieron, es preciso que recupere esa pérdida (la de Diana no, la de los kilos).

Problema: recuperé los kilos que había perdido durante mi downward spiral.

  • Solución A (La más eficaz): Conseguir una nueva novia, quererla igual y que luego se vaya, es una excelente opción, así, si la quiero más perderé aún más kilos.
  • Solución B (La más popular): Ir al gimnasio, fuck no, yo no nací para el ejercicio, y miren que dentro de mi downward spiral, probé yendo al gimnasio, y todo iba bien, hasta que cerró el susodicho gimnasio. Funcionó, me mantuvo con la mente y el cuerpo ocupados, y ayudó a librar amenamente la depresión y claro, me quitó de menos un kilo de mas.
  • Solución C (La más estúpida): Dietas
  • Solución D (La que elegí): Disminuir mi régimen alimenticio, esto es, dejar de tragar un chingo y comer como un ser humano normal.

Esto es, de comer 15 tacos al pastor y 2 grigas a comer 10 tacos al pastor. y así no haré dieta, no limitaré lo que como, sólo comenzaré a comer en proporciones moderadas.

A decir verdad comencé desde el domingo y, estoy como drogadicto en rehabilitación, cuando llega la hora entre la comida y la cena, puts, no hallo dónde meter la mente que no sean fritangas, tacos, gorditas, gansitos, uy, infinidad de cosas que puedo comer en esas largas horas (porque como a las 2 y suelo cenar como  a las 10). Pero lo lograré y, cuando sea el mismo gordo pero con un estomago de hombre normal podré decir Ah, recuerdo esos años cuando era gordo y comía un buen, e indudablemente alguien me dirá, pero si todavía estás gordo we, sí pero ya no como tanto…

Jojojo, seguramente para los que no me conocen, me imaginan así super obeso sentado 24/7 en una computadora. Lamento desilusionaros porque no estoy obeso, sólo un tantito panzón, pero de igual manera a veces si paso un buen de tiempo en la computadora.

Y así, en uno de esos lapsos que paso en la computadora me topé con un tesoro que nos hará recordar nuestros años maravillosos.
Hurgando en la red fui a dar con la serie completa con doblaje en español de México de la bienaventurada serie de The Wonder Years, sí, esa misma, Los Años Maravillosos, con Kevin Arnold y Paul Pfeiffer (que todos creían que era Brian Hugh Warner, mejor conocido como Marilyn Manson), y con Winnie Cooper. (^_^)

Está en youtube, así que les aconsejo que se la bajen de ahí porque no sé cuánto tiempo dure antes de que la quiten por problemas de autorías. aquí les dejo el Intro ya que los demás capítulos no lo tienen.

Y así como yo revivo mis años maravillosos (cuando tenía novia, pesaba menos y era menos mamón), los invito a que revivan si no sus años maravillosos, sí los de Kevin Arnold.

Atásquense ahora que hay lodo

04082008(001).jpg

Ella arreglada bajo las exigencias de su trabajo de oficina: tacones, pantalón de vestir, blusa, chamarra y bolsa; fuma despreocupadamente mientras lo mira a él.
Él por su parte desarreglado, bajo las nulas exigencias de su trabajo de oficina que no le pide ningún atuendo en especial: mezclilla, tenis (rotos por cierto), playera azul y chamarra (de mezclilla también), él no fuma pero la mira y mientras la mira, se le antoja el cigarro.

Ellos se conocen de aquél beso pronunciado en el interior de un auto, a mitad de la noche; y antes de eso, se conocen cuando él rompía con aquella y ella rompía con aquél; y antes de eso, se conocen de cuando ella estaba con aquél, y él con aquella, y todavía de antes, cuando ella lo dejaba a él y él se quedaba sin ella; y de mucho antes, cuando él, con poco de conocerla, estaba invitándola a ella a salir.

Pero lo que los trae a su café puntual es de apenas un mes, quizá dos, cuando después de ese beso pronunciado en el interior del auto, se encontraban con la verdad: ella había encontrado a alguien más y él, se veía forzado a estar de nuevo sin ella.

Ellos tan amigos y tan culpables estaban mirándose uno al otro en la mesita de aquel café. Ellos disfrutan su compañía. Son como dos hojas que el viento siempre junta de algún modo. Ella disfruta, como siempre, coquetearle a él, él ya no se cohíbe y le coquetea a ella. El tiempo ha pasado, ellos que tanto se conocen ya no se conocen del todo, ellos han cambiado, ahora ella se cohíbe de él, y el disfruta coquetearle a ella. Ellos siguen siendo tan cómplices, tan amigos, tan extraños y tan incitantes. Ella lo tiene a él, y él la tiene a ella, pero ellos no hacen más que disfrutar su complicidad tan desconocida pero tan familiar, quizá un día ella se quede con él, o quizá él un día se quede con alguna otra, ellos no saben, y a ellos no les importa, sólo les gusta ser por siempre Él y Ella, sentados frente a frente, cerrándose el ojo y bebiendo café.

Ella: ah mira que bonito se ve
Él: deja le tomo una foto
Ella: ¿a ver, cómo salió?

Él: bien, salió muy bien…

PD: Una competencia reñida, por poquito y se consideraba empate entre todas las fotosy hubiera escrito “Quince historias en un post” pero al realizar el conteo final de votos, ganó esta por un voto. El voto doble de Jolie no contó, no vale votar doble.