El negocio de las relaciones humanas

El día de ayer, estaba leyendo el blog de un viejo amigo, que suelo leer regularmente y le ayudo con eso de los acentos, ya que el no los conoce, jejeje. En fin, escribió una entrada que tiene que ver con las relaciones, y como lo menciona por ahí El negocio de las relaciones humanas. Pueden leer su post aquí.

Básicamente habla sobre su perspectiva en cuanto a la amistad hombre-mujer, ya que considera que no puedes tener una amistad por así decir, última con una mujer, puesto que muchas cosas de las que haces es porque hay un interés más allá que el de la simple amistad. Le concedo ciertos tantos de razón, tener una amistad con una chica al grado que la tienes con algún amigo siempre es más difícil, sí, muchas veces hay un interés mayor al de sólo la amistad, pero no lo creo del todo imposible, personalmente sí tengo amigas, muy pocas (hablando en el estricto sentido de esa amistad ultima, de los amigos que cuentas con los dedos de una mano) y sí, puede decirse que hay un interés más allá, pero está en medida de que tanto pretendas obtener de la amistad. Específicamente tengo una amiga, que actualmente es mi amiga amiga, compa, por así decir, el trabajo no fue fácil, y sí, hubo y creo que aún hay un interés más allá que el de la simple amistad; sin embargo es fue un trabajo mutuo de preservar y enfocarnos a la mistad antes que otra cosa. En este caso, sí, hablamos, ella me escucha, yo la escucho y desafortunadamente si vemos una película, no terminamos fajando como lo dice Roberto en su post, aún así me interesa su amistad. Todo esto esta un tanto reflejado en un poema (que es a dónde pretendía llegar) de Mario Benedetti.

Lovers go home!

Ahora que empecé el día
volviendo a tu mirada,
y me encontraste bien
y te encontré más linda.

Ahora que por fin
está bastante claro
dónde estás y dónde estoy.

Sé por primera vez
que tendré fuerzas
para construir contigo
una amistad tan piola,
que del vecino
territorio del amor,
ese desesperado,
empezarán a mirarnos
con envidia,
y acabarán organizando
excursiones
para venir a preguntarnos
cómo hicimos.

Este poema habla de un amor que terminó pero que se encuentra en una amistad más fuerte que algún amor; y me encontraste bien y te encontré más linda.

Habla también de una seguridad y de una sensatez de la situación en la que ahora se encuentran: …tendré fuerzas para construir contigo una amistad tan piola…

Sí, esa amistad que podemos interpretarla aquí de dos maneras: La primera como ya dije, la pareja que ahora se dedica a tener una amistad como ninguna otra después de su separación y después de mucho tiempo, o la otra posible, una pareja que pasó por adversidades y ahora están juntos con una amistad que fungirá como base para su relación amorosa. (putss que cursi me leí).

Bueno así es como percibo este poema de Lovers go home!, y sin más por el momento, yo también me voy home.

Hay un modo

El domingo compré el Homenaje a Jaime Sabines, una edición de dos DVDs y un pequeño libro.

Como saben, o ya se habrán percatado me encanta la poesía, y Jaime Sabines es por mucho mi poeta preferido y de quien he aprendido muchas cosas en cuanto a eso de los versos.

Jaime tenía esa manera de plasmar en las cosas una sensibilidad urbana y con aires poéticos pero con ese toque de modernidad de la época, versos con cigarros, tranvías, diablos, tragos, televisiónes, y varias cosas que le brindan signos que hacen al poema más personal, y con más empatía.

El “poema” que elegí hoy es más bien una frase, pero creo que es bueno ver como se puede interpretar.

Hay un modo en que me hagas completamente feliz, amor mío: muérete.

Así, sin más, múerete.

Suena bastante fuerte y casi podríamos decir que de bello no tiene nada, al menos a simple vista. pero esto tiene un algo detrás, podemos comenzar con la manera en que se refiere a la persona en cuestión: amor mío, amor, le dice amor porque la quiere, porque existe un lazo sentimental al menos de él hacia ella, entonces, si tanto la quiere, ¿por qué muriendo lo haría feliz?

Sabines siempre ha manejado el concepto de la muerte de distintas maneras y una de ellas es precisamente la que conlleva un estado último de paz, de tranquilidad y de amor con uno mismo. Así pues podríamos decir que al desearle la muerte, está obteniendo la tranquilidad de saber que ella, pase lo que pase, está bien, en un lugar donde ya nadie podrá tocarla, puesto que mientras ella siga aquí a su lado, no dejarán de agobiarle las preocupaciones de la vida diaria, el temor de ya no verla, la desesperanza de que le pase algo, y cosas de ese estilo.

Por otro lado está el giro desgarrador de la separación, supongamos que la susodicha abandona a nuestro querido poeta, y este debe cargar con todo el peso de la vida sin su amada, el cual, pesa tanto porque sabe que su amada está por ahí, respirando el mismo aire, pisando la misma tierra, pero ya no está con él. Ella por su parte quiere hacer algo por ayudarle con su dolor, algo para que ya no sufra, pero lo único que puede hacer es morirse; sólo la certeza de saber que ella está en un sólo lugar todo el tiempo, le brinda la paz y le elimina el dolos de pensarla con alguien más. Es una especie de decir, la única forma de que pueda ser feliz es que estés conmigo, y si no quieres estar conmigo, muérete, así yo podré estar contigo.

Personalmente me quedo con esa segunda opción, la encuentro más poética, y sí, ese toque de rudeza que resulta ser delicado, algo así como Ava Adore de los Smashing Pumpkins, pero de esa hablaremos en otra ocasion. Los invito nuevamente a comentar, saludos.

Entre líneas

Siempre me he considerado un romántico empedernido (de closet) al puro estilo clásico; se lo debo a mi padre y a su afán de que viera Cyrano de Bergerac, el tipo feo y sumamente narigón que escribe poemas para enamorar a una chica, la historia está medio jodida porque la chica que le gusta se va con otro wey (sujeto a quien Cyrano le da los poemas) bueno, ya se imaginarán.

El punto al que pretendo llegar es que ya no hay Cyranos hoy en día, o sujetos que vayan con un Cyrano, cortejar a una dama con poesía parece haber quedado atrás, ya no se escriben cartas debido a la tecnología, lo cual es totalmente entendible, pero eso debería facilitar el uso de las antiguas técnicas, usando nuevas herramientas; hoy día hay miles de página en Internet de poesía, con obras de grandes autores, de otros no tan grandes y de aficionados (véase mi cuaderno de apuntes) Quizá porque lo consideran anticuado, o demasiado cursi (que podría ser), o simplemente el decir algo sin decirlo no es bien recibido y se prefiere ir a la segura.

Pero hay veces (principalmente cuando uno está enamorado) que las cosas que no se llegan a decir, por falta de manera de decirlo, un poema lo logra, y algunas veces hasta resulta tan original que se vuelve inolvidable o brinda un extra al romance tradicional.

Es verdad que las metáforas en los poemas no son entendibles facilmente, o que las formas de decir cosas importantes son tomadas de la manera textual y no como en verdad se pretende. En este caso específico me viene bien a la cabeza fragmento de un poema, que dicho de viva voz del autor, pretendía escribir un antipoema de amor, que no fuera como todos pero que fuera de amor. Lo logró, escribió uno de los poemas de amor que más me gustan, pero por lo mismo de la metáfora que maneja se puede interpretar textual y no tener el resultado esperado, este poema sí, es un poema de amor, pero nada tiene de meloso, la manera en que está escrito lo hace tan actual, tan firme que no parece un poema de amor, pero la magia está en leer entre lineas.

Te quiero.
Porque puedo vivir sin ti y elijo vivir contigo.
Porque sin ti no me muero y contigo tampoco.
Te quiero no por eterna mas bien por instantánea.
Te quiero porque si te vas me quedo y te quedas sin que me vaya,
Te quiero también,
porque no te quiero tanto, pero te quiero bien.
Te quiero por tu silencio y por tus palabras
y porque el futuro no existe mientras tengamos presente.
Te quiero, y quizá hasta te ame,
pero mientras te quiera, ¿qué mas da?
Te quiero por que hay algo antes de ti
y por todo lo que hay después de ti
y más que nada, por lo que hay contigo.
Te quiero por que te quiero
y me dejas pensar que me quieres.
Te quiero porque me tienes
y me dejas creer por un instante que te tengo.
Te quiero por que no eres lo máximo y pretendes no ser lo mínimo.
Te quiero por tu cuerpo y tu mente,
que son distintos, y están a distintas horas
y no pretenden nunca mezclarse.
Te quiero mucho, porque sin ti, no pasa nada
y contigo pasa de todo.
Te quiero por que dices solo lo que quieres decir
y me haces rogar por lo que no dices
y de nuevo dices solo lo que quieres.
Te quiero por no ser la mujer de mis sueños
y ser la mujer de mis realidades.
Te quiero porque no eres la primera
y no pretendes ser la última y eso no te importa.
Te quiero tanto que a veces hasta me quieres por eso.
Te quiero porque te importa mi dinero, mi educación, mi casa,
mi familia, mi auto, mi perro y mi manera de vestir.
Te quiero de la manera más convencional, pero te quiero.
No soy el que más te quiere, pero te quiero de todos modos.

Andrés Castuera-Micher

Ahora bien, si son buenos para eso de las entre líneas, es momento de que tomen lápiz y papel (lo que es lo mismo control c y control v) y hagan aplíquenlo con su pareja, pretendiente, o lo que sea que crean que pudiera causar efecto; sino, sigue leyendo, vamos a revelar algunos de los mensajes ocultos que este poema trae.

Antes que nada no explicaremos todos, pero sí algunos que son de los más relevantes, comenzamos con esto: Te quiero. Porque puedo vivir sin ti y elijo vivir contigo. con ese inicio ya va el poema duro y a la cabeza, ¿qué pretende decir eso de puedo vivir sin ti y elijo vivir contigo? sí, suena bonito y hasta cierto punto es evidente lo que está diciendo, pero si ahondamos un poquito más, ese elijo vivir contigo tiene más peso puesto está denotando elección, y para elegir se necesitan opciones, al momento de decir que elige vivir con alguien, está diciendo que elige a ese persona de entre todas las demás, porque ella (o él, pero uso el ella como sinónimo de persona) tiene algo más que las otras que hacen que la elija, esto es, te elijo a ti por todo lo que tu eres para mí.

Después tenemos: Te quiero por que hay algo antes de ti y por todo lo que hay después de ti y más que nada, por lo que hay contigo. Este es un poquito difícil puesto que habla ya de un pasado, o de relaciones anteriores, lo que está tratando de decir es que todo lo que hubo antes de la persona, es una base o punto de comparación para decir que lo actual es bueno, de la misma manera plantea un futuro forjado con ese presente que menciona, de tal manera que dice que la quiere porque es mejor que lo de antes, porque visualiza que será mejor lo que viene, pero que es importante y la quiere por lo que se está viviendo, las experiencias y momentos que se van forjando en el presente inmediato con la persona. Espero que hayan entendido, sino, pues ahí está para que comenten y ahondar más.

Mi favorito: Te quiero por no ser la mujer de mis sueños y ser la mujer de mis realidades. Este simplemente es fantástico, puesto que maneja esa irreverencia al poema clásico de la musa soñada y siempre inalcanzable, y la reemplaza por un hecho totalmente real, tangible. Al negar que es la mujer de sus sueños, está deslindando a la persona de cualquier fantasía mítica irreal que pudiera presentarse, y le entrega todo el valor de existir, Quizá a muchas chicas les gusta sentirse esa mujer de los sueños de su amado, el ideal ultimo, la perfección alcanzada, pero eso, es casi imposible, los ideales así tienen la magia de ser utópicos; así es como al decir que es la mujer de sus realidades, niega la posibilidad de algo mejor, de que eso de ensueño no existe porque, ya está aquí, tiene a la mujer que es como se quiere que sea, y no un sueño guajiro inalcanzable.

Y ya para no hacer este post demasiado largo tenemos: Te quiero porque te importa mi dinero, mi educación, mi casa, mi familia, mi auto, mi perro y mi manera de vestir. Aquí habla de una cosa recíproca en cuanto al interés y sentimientos, te quiero porque te importa quien soy, las cosas que me conforman, las cosas que me gustan, osea que la quiere porque ella también lo quiere. Es importante decir que este poema es muy profundo y no debe ser usado bajo ninguna circunstancia en relaciones que apenas comienzan, sino más bien para relaciones de un año mínimo, jojojo, porqué, pues consíganse una relación larga y lo verán.

Esto es todo por hoy, espero haya sido de su agrado y ya lo saben, son invitados a comentar o a filosofar sobre el poema en cuestión, después traeremos más poemas para desmenuzar y debatir.